Disposiciones Fundamentales

Disposiciones Fundamentales.

 Objeto y Finalidades
El presente Reglamento Interno de Convivencia tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso, así como establecer las normas de convivencia para todas las personas que integran este Centro Educativo, con la finalidad de garantizar a todos los Alumnos y Alumnas una educación integral, de la más alta calidad, que contribuya a su formación como ciudadanos y ciudadanas conscientes de sus derechos y deberes, libres, críticos, responsables y justos, aptos para vivir en una sociedad democrática y participativa.
 Ámbito de Aplicación
El presente Reglamento Interno de Convivencia se aplica a todas las personas que integran la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso, entre ellas, a Alumnos, Alumnas, Padres, Madres, Representantes, Responsables Legales y Personal Directivo, Docente, Administrativo y Obrero.
 Visión y Misión de la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso
 Visión
“Una Institución que responda oportunamente a los retos y exigencias: formación en valores cristianos y agustinianos, excelencia académica, educación de personas críticas, reflexivas, conscientes de la importancia del aprendizaje como una actividad continua y vitalicia, aptos para el trabajo en equipo productivo y con capacidad para integrarse eficazmente a la vida, liderando procesos de transformación social. Una escuela con maestros proactivos, investigadores y dispuestos al cambio. Una Institución “a tiempo completo” donde se perciba una mayor integración entre los Alumnos/Alumnas, los Docentes y la Comunidad”.
 Misión
“Asumir como Comunidad Educativa, con sentido de responsabilidad y compromiso, los cambios que se están dando en la sociedad y buscar herramientas y recursos necesarios para brindar a los Alumnos/Alumnas la oportunidad de prepararse de acuerdo a las exigencias y responder a ellas de manera eficaz”. “Potenciar una educación efectiva y eficaz, dentro del marco de una concepción de valores humano-cristianos, que genere procesos de enseñanza-aprendizaje, donde se desarrollen y formen educandos con alta capacidad de adaptación, seguros de sí mismos, honestos, responsables, solidarios, asertivos, creativos, críticos, reflexivos, interdependientes, participativos, interiorizados, libres, proactivos, agentes de cambios, innovadores y éticos, capaces de vivir en, con y para la sociedad”. “Incentivar en la Comunidad Educativa el espíritu de investigación y el fomento de actitudes positivas y éticas, orientadas hacia la generación de conocimientos, cónsonos con los cambios tecnológicos, culturales y sociales”.

Objeto y Finalidades

El presente Reglamento Interno de Convivencia tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso, así como establecer las normas de convivencia para todas las personas que integran este Centro Educativo, con la finalidad de garantizar a todos los Alumnos y Alumnas una educación integral, de la más alta calidad, que contribuya a su formación como ciudadanos y ciudadanas conscientes de sus derechos y deberes, libres, críticos, responsables y justos, aptos para vivir en una sociedad democrática y participativa.

Ámbito de Aplicación

El presente Reglamento Interno de Convivencia se aplica a todas las personas que integran la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso, entre ellas, a Alumnos, Alumnas, Padres, Madres, Representantes, Responsables Legales y Personal Directivo, Docente, Administrativo y Obrero.

Visión y Misión de la U. E. Colegio San Agustín - El Paraíso

Visión

“Una Institución que responda oportunamente a los retos y exigencias: formación en valores cristianos y agustinianos, excelencia académica, educación de personas críticas, reflexivas, conscientes de la importancia del aprendizaje como una actividad continua y vitalicia, aptos para el trabajo en equipo productivo y con capacidad para integrarse eficazmente a la vida, liderando procesos de transformación social. Una escuela con maestros proactivos, investigadores y dispuestos al cambio. Una Institución “a tiempo completo” donde se perciba una mayor integración entre los Alumnos/Alumnas, los Docentes y la Comunidad”.

Misión

“Asumir como Comunidad Educativa, con sentido de responsabilidad y compromiso, los cambios que se están dando en la sociedad y buscar herramientas y recursos necesarios para brindar a los Alumnos/Alumnas la oportunidad de prepararse de acuerdo a las exigencias y responder a ellas de manera eficaz”. “Potenciar una educación efectiva y eficaz, dentro del marco de una concepción de valores humano-cristianos, que genere procesos de enseñanza-aprendizaje, donde se desarrollen y formen educandos con alta capacidad de adaptación, seguros de sí mismos, honestos, responsables, solidarios, asertivos, creativos, críticos, reflexivos, interdependientes, participativos, interiorizados, libres, proactivos, agentes de cambios, innovadores y éticos, capaces de vivir en, con y para la sociedad”. “Incentivar en la Comunidad Educativa el espíritu de investigación y el fomento de actitudes positivas y éticas, orientadas hacia la generación de conocimientos, cónsonos con los cambios tecnológicos, culturales y sociales”.

Identidad y Valores

El Colegio proyecta una acción docente y educativa inspirada en una propuesta de valores concretizados y expresados en la vivencia de actitudes y normas coherentes con los mismos. Se trata de que la Comunidad Educativa –Alumnos, Alumnas, Docentes, Padres, Madres, Representantes y Responsables Legales- no sólo aprendan a pensar y a hacer, sino también a ser y compartir.

El Colegio asume los principios sobre los que se asienta un estado democrático, a saber: respeto a los derechos fundamentales y educación en la tolerancia y libertad, y apuesta, además, por un proyecto de persona según el Evangelio y su identidad agustiniana, trasmitiendo y vivenciando en su comunidad valores fundamentales como el amor, la interioridad, la libertad, la solidaridad y la paz. Estos valores se han definido como sigue:

El amor: se define como querer el bien para el otro de forma desinteresada, siendo el distintivo y el motor de la vida del ser humano. Las actitudes características del amor se evidencian en comportamientos que muestren:

1. Espíritu de colaboración, generosidad y entrega hacia los demás, intentando hacer el mayor bien posible.

2. Clima de amabilidad y cercanía con todas las instancias de la Institución.

3. Disponibilidad para ayudar a otras personas.

4. Confianza y aceptación de todos, tal y como son, ayudándoles a desarrollar sus cualidades.

5. Disposición a perdonar y disculpar los fallos de los demás.

6. Valoración de las personas por lo que son y no por lo que tienen.

7. Evitar hacer daño a otras personas.

La Interioridad: según San Agustín, la interioridad es entrar en uno mismo, en inquieta búsqueda de la Verdad para llegar a la Trascendencia. Las conductas que manifiestan la interioridad en los individuos dentro de la Institución son:

1. Actitud de reflexión para escuchar la propia conciencia.

2. Reflexionar y pensar antes de emitir juicios sobre las personas y acontecimientos.

3. Actitud de escucha ante las opiniones de los demás, considerando todas las opciones.

4. Ser sincero consigo mismo y decir siempre la verdad, aunque cueste.

5. Valorar las opiniones, acontecimientos y situaciones con espíritu crítico, sin dejarse llevar por las tendencias del momento.

6. Discernir ante los mensajes de los medios de comunicación, las modas, el consumismo, etc., desde un sistema personal de valores.

7. Mostrar interés por el efecto que los acontecimientos de nuestro mundo tienen sobre uno mismo.

8. Adquirir sensibilidad y atención hacia el arte y la cultura.

9. Apreciar y desarrollar en sí mismo las propias cualidades dadas por Dios, para satisfacción personal y servicio a los demás.

La Libertad

La libertad verdadera, para San Agustín, consiste en vivir liberado de todas las esclavitudes, esto es, de los vicios, defectos, y malas acciones, y en capacidad para hacer el bien con facilidad, es decir, amar a Dios y a los hermanos. La libertad se manifiesta cuando se procede con rectitud, cuando no se está atado a nada ni a nadie, siendo la responsabilidad una condición necesaria para la auténtica libertad. La operacionalización de este valor en los miembros de la comunidad, se manifiesta a través de las siguientes demostraciones:

1. Capacidad para saber elegir entre diversas alternativas de manera responsable.

2. Espíritu de trabajo y cumplimiento de las propias obligaciones y compromisos.

3. Sentido crítico para analizar las distintas situaciones y no dejarse llevar o manipular por la propaganda o publicidad.

4. Fomento y desarrollo de la autonomía personal y la creatividad.

5. Gusto e interés por las cosas bien hechas, como manifestación de la profesionalidad en el grado que compete a cada uno.

6. Dar la razón a quien la tiene, sea amigo o adversario, débil o poderoso, guste o no.

7. Autoliderazgo: No ser esclavo del qué dirán, de la aprobación de los líderes, del dinero, de la comodidad, de las modas, del egoísmo, del consumismo, etc.

8. Iniciativa para reconocer los errores y coraje para manifestarse cristiano y vivir como tal.

Tu estás aquí:
© 2002 Derechos Reservados. Desarrollado por Aldea E. Telecomunicaciones-Aulas Virtuales
Producido porAldeae.com.